Justificación

La publicación de este sitio web tiene un motivo esencialmente informativo. Nunca a lo largo de los siglos el ser humano ha alcanzado un nivel tan alto de conocimiento a todos los niveles: tecnológico, médico...sin embargo, cada vez la ENFERMEDAD está más presente en nuestras vidas, aumentan las alergias alimenticias, asma, celiaquía, patologías del sistema nervioso como estrés, ansiedad, depresión, TDAH, Parkinson, Alzheimer, enfermedades mal llamadas raras y no hablemos del cáncer, que avanza a un ritmo alarmante en los últimos 20 años. 

 

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS?

La enfermedad es el resultado de múltiples factores: 

  • Genética pobre

  • Mala higiene de vida

  • Desequilibrio afectivo

  • Desequilibrio nutricional

  • Exceso en el consumo de medicamentos, tabaco, drogas, alcohol...

  • Factores medioambientales:

cruce hartmann

-Contaminación

-Exposición continuada a radiaciones artificiales

-Dormir sobre una alteración telúrica o zona geopatógena

Nos centraremos en el estudio de estos últimos con la ayuda de la Geobiología.

Geobiología

Geobiología es la ciencia que estudia el desarrollo y la evolución de la vida humana, animal y vegetal y la influencia que sobre la vida ejercen los campos eléctricos y electromagnéticos, las radiaciones y corrientes telúricas naturales así como los factores de riesgo artificiales condicionados por la civilización.

De esta manera, un estudio geobiológico de una vivienda se basará en buscar las zonas geopatógenas, conocer las radiaciones tanto naturales (cursos de agua, fallas, fisuras, cruces de la red global...), como artificiales (campos eléctricos y magnéticos, y altas frecuencias como wifi, telefonía movil, radares, tv,..) que afectan a la salud de sus ocupantes.

Mediciones
  • Líneas Hartmann

  • Cursos de agua

  • Fisuras, fallas, diaclasas

  • Campo eléctrico

  • Campo magnético

  • Alta Frecuencia

  • Tensión eléctrica corporal inducida

  • Radioactividad

  • Nivel de CO2

Efectos de las radiaciones naturales sobre el cuerpo humano 

Leves

Nerviosismo; irritabilidad; estado de ánimo depresivo; dificultad para dormirse; insomnio; pesadillas; latigazos musculares al dormirse; aumento ganas de orinar durante la noche; despertar prematuro; cansancio al levantarse; cansancio crónico; pies fríos; sensación de frío en la espalda; hormigueo en manos y pies; calambres; palpitaciones; rechinar de dientes; estornudos recidivantes; rinitis crónica.

radiaciones naturales y artificiales
Moderados

Insomnio tenaz; amigdalitis crónica; bronquitis; asma; sudoración; tensión en la nuca; dolor dorsal y lumbar; lumbago sin motivo aparente; dolor torácico; dolores reumáticos; disnea, cefalea; migrañas; mareos; neuralgias; artrosis por desmineralización; astenia; depresión, agresividad; fobias.

Graves

Problemas circulatorios y cardiacos; afectación del sistema inmunológico por dificultad en la eliminación de toxinas; agotamiento nervioso; ideas suicidas; desdoblamiento de la personalidad; esquizofrenia; crisis de pánico; esclerosis múltiple; enfermedades autoinmunes; enfermedades degenerativas; cáncer.

Efectos de las radiaciones artificiales sobre el cuerpo humano 

Sin necesidad de calificarlas como graves o leves, aquí tienes unas cuantas advertencias dadas por instituciones fuera de toda duda:

radiaciones artificiales
  • La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) y la Organización mundial de la Salud (OMS), en fecha de 31 de mayo de 2011, clasifican los campos electromagnéticos de alta frecuencia (Wifi, telefonía móvil, wimax, telefonía inalámbrica DECT,...) como posibles cancerígenos y los clasifica en la categoría 2B.

 

  • El Parlamento Europeo en su resolución 1815 (2011) recomienda:  "Tomar todas las medidas razonables para reducir la exposición de los niños y jóvenes, para quienes el riesgo de tumores de la cabeza parece mayor; así como dar preferencia, para los niños en general y especialmente en las escuelas a los sistemas de acceso a internet a través de conexión por cable".

  • La Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) ha confirmado que “las radiaciones de microondas pueden provocar enfermedades tales como leucemia infantil, tumores cerebrales, cáncer de mama, alteraciones en el sistema nervioso, cambios en las funciones cerebrales y daños en el sistema inmunitario".

Más de 2000 estudios científicos confirman que los principales efectos perjudiciales para la salud son:

a) Trastornos neurológicos: inquietud, nerviosismo, ansiedad, irritabilidad, estrés, cefalea (dolor de cabeza), astenia, hipotonía, síndrome de hiperexcitabilidad, somnolencia, alteraciones sensoriales, temblores, mareos, náuseas, vértigo, silbidos en oídos, y enfermadeades graves como Alzheimer, Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), Esclerosis Múltiple, Parkinson,...

b) Trastornos mentales: alteraciones del humor y del carácter, alteraciones del comportamiento (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad o TDAH, ...), disminución de la atención y de la memoria, disminución de la actividad alfa del cerebro (propia de la relajación), problemas de sueño, depresiones, tendencias suicidas, psicosis infantiles, ...

c) Cardiovasculares: alteraciones de la frecuencia cardíaca (taquicardias y arritmias), de la tensión arterial y de la vascularización periférica, ictus.

d) Reproductivos: alteraciones del ciclo menstrual, propensión a abortos, infertilidad y disminución de la líbido sexual, impotencia.

e) Incremento del riesgo de algunos tipos de cáncer como las leucemias, sobre todo infantiles, cáncer de mama, cáncer de testículo y los tumores del sistema nervioso central, sobre todo cerebrales.

f) Trastornos dermatológicos: dermatitis inespecíficas y alérgias cutáneas.

g) Trastornos hormonales: alteraciones en el ritmo y niveles de Melatonina, sustancias neurosecretoras y hormonas sexuales.

h) Inmunológicos: alteraciones del sistema de inmunovigilancia antiinfecciosa y antitumoral, alergias.

i) Trastornos oculares: picores, cataratas y cáncer uvear (iris).

j) Otros trastornos: aumento de la glucosa en sangre en personas con diabetes.

K) Trastornos de las pantallas LED: su radiación lumínica azulada daña seriamente las células del pigmento amarillo de la mácula de la retina del ojo, provocando también fatiga, irritación de ojos e insomnio en el 30% de la población juvenil.

Es importante reseñar que las enfermedades graves empiezan a aparecer de los 5 a los 10 años de exposición regular o permanente a las microondas y radiaciones electromagnéticas de alta frecuencia (teléfonos inalámbricos, telefonía móvil, wifi, wimax, wilan, etc).